¿Qué hacer una vez que ordenamos el armario?

Después de volver a colocar las prendas de ropa en el armario, deberíamos hacer una valoración del conjunto de ropa que tenemos. El primer punto sería evaluar si nos falta, sobra o tenemos la ropa que necesitamos. Dicen que no llegamos a ponernos un 60% de ropa que compramos y que el 80% del tiempo sólo utilizamos el 20% de nuestra ropa. Es para hacérselo mirar…

Si nos sobra ropa, aún estamos a tiempo de descartar más prendas. Volvemos a pensar en las pilas que habíamos hecho. Las prendas que mantenemos, ¿son las que nos encantan y que nos la pondríamos ahora mismo para salir a la calle? Éstas las dejamos en el armario. Puede que haya prendas con las que nos sentimos cómodas y qué quizás son adecuadas para nuestra vida diaria pero que no encajan del todo bien en nuestro vestuario por el color, porque le tenemos aprecio o por talla. Este tipo de ropa la podemos mantener en otro armario, tenemos que intentar que este conjunto de ropa sea lo más pequeño posible y prometernos que a final de temporada nos desharemos de ella si no nos la hemos puesto.

Si por el contrario nos falta ropa, deberíamos hacer una planificación de qué comprar y de cómo minimizar el coste, una opción es hacer una lista de todo lo que creemos que debemos comprar para ver si entra dentro del estilo global de nuestro armario y para ver el coste total de las prendas. Mi recomendación es comprar prendas que realmente sepamos que nos entusiasmen incluso más que las prendas que ya tengamos, que las podamos a utilizar vayamos donde vayamos a cualquier hora. Podrían ser prendas básicas que podamos aprovechar en diferentes outfits pero aquí ya entra las preferencias de cada uno.

Este concepto se puede extrapolar a todo el armario, es la idea del armario cápsula, con el que evitaríamos el problema de qué ponernos aunque el armario esté lleno de ropa. Es la expresión mínima de lo que quiero conseguir en mi armario. Esto es: elegir un conjunto limitado de prendas básicas versátiles y atemporales, si puede ser de buena calidad, que se ajusten a tu estilo de vida te sienten bien y te encanten. Realmente no hay un número máximo de prendas, el límite te lo pones tú, pero tiene que ser reducido, entre 35 y 45 prendas entre complementos y todo. Próximamente más información sobre el tema.

Por último después de haber simplificado nuestro armario y de conservar las prendas que realmente necesitamos debemos ser capaces de mantenerlo ordenado. Podemos intentar varias cosas: deshacernos de una prenda antigua cada vez que compremos una nueva. No comprar por internet ni dejarnos bombardear por newsletters. Pensar por qué queremos comprar ropa, ¿realmente la necesitamos o es que queremos un look nuevo? Si es esto último, podemos cambiar de corte de pelo o maquilarnos de manera diferente. Podemos imitar estar en un probador de una tienda y probarnos nuestra ropa y combinarla de diferentes maneras seguro que descubrimos nuevos outfits.

Via: un-fancy.com

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Qué hacer una vez que ordenamos el armario?

    1. Jajaja yo también tengo demasiada ropa y me da cosilla donar/tirar prendas pero, es cierto que, a veces algunas prendas nos recuerdan algunos momentos de nuestras vidas o creemos que nos las pondremos y en realidad no lo hacemos. Creo que hay que dejar un poco de espacio en nuestros armarios y nuestras vidas y descargarnos de todas las cosas que vamos arrastrando… Uy! Qué filosófico me ha quedado! Jeje. Gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s